Seleccionar página

Niños de la calle, un año de riesgo extremo por la pandemia

12 abril 2021

Matu no tiene hogar. Vive en la calle con tan sólo 11 años. No recuerda muy bien cómo llegó al Mercado de Gikomba en Nairobi. La mayor parte del día tiene hambre y para olvidarlo siempre va acompañado de su bote de pegamento. La historia de Matu se repite una y otra vez por todo el mundo. Es Raúl en los basureros de Lima; Keita en un coche abandonado en Lubumbashi; Ibrahim en el puerto de Freetown; Joao en las calles de Luanda (Angola); Tafari en un mercado de Kampala (Uganda); Jaidev en la estación de trenes de Bangalore (India)… y así hasta más de 140 millones de niños y niñas que sobreviven rodeados de peligros en la calles, expuestos a la violencia y a los abusos.

A todo ello, este año se ha unido el coronavirus. “Los menores en situación de calle ha sido uno de los sectores que más ha sufrido las consecuencias de la pandemia. Han sobrevivido sin un lugar para guardar el confinamiento, sin agua para la higiene ni mascarillas para evitar contagios y sin comida ni medios para conseguir algo de dinero”, explica Eusebio Muñoz, director de Misiones Salesianas.

Los misioneros salesianos trabajan para proteger a estos menores en países como India, Ghana, Togo, Perú, Venezuela, Tanzania, Colombia, Benín, México, Kenia, Etiopía…

Los misioneros salesianos han trabajado para intentar que ningún niño o niña quedara sin protección. Así, equipos multidisciplinares formados por misioneros, trabajadores sociales, educadores, médicos y psicólogos han salido al encuentro de estos chicos y chicas para ofrecerles un cambio de vida. Dormir sobre una cama, tener ropa limpia, poder ducharse, comer tres veces al día… “Honduras, Perú, Ecuador, Venezuela, Angola, Tanzania, Kenia, Uganda, RD Congo, Costa de Marfil, Sierra Leona, Benín, India… son sólo algunos países en los que ofrecemos protección a los niños y niñas de la calle”, añade Muñoz.

La pobreza, el abandono familiar, la falta de oportunidades… hacen que la opción para millones de niños y niñas sea la calle. En el Día Internacional de los Niños de la Calle, que se celebra hoy, desde Misiones Salesianas piden a los gobiernos del mundo que no se olviden de los 140 millones de niños y niñas que viven en las calles. Quieren que sus derechos sean defendidos y protegidos. Llevan un año de graves vulneraciones en los derechos de la infancia y no se puede dejar pasar un minuto más. Todos los menores necesitan un hogar donde sentirse protegidos y atendidos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…