Seleccionar página

Jóvenes de un piso de acogida salesiano crean el grupo musical Abuna Hadia

21 mayo 2021

Nada parece casual en este grupo de música. Ni lo son sus componentes, ni lo es la historia que los llevó a convivir en un piso gestionado por Don Bosco Salesianos Social en Málaga y encontrarse allí con un educador que cree en la música como instrumento de integración. Tampoco es casual el nombre que eligieron para su grupo. Se compone de dos palabras: “ABUNA”, que en un pueblo de África de donde procede uno de los integrantes significa “música”, y “HADIA” que en árabe significa “regalo”.

Uno de los jóvenes nos lo explica «para mí la música es un regalo. En mi casa siempre había música cuando era pequeño. Siempre me ha gustado cantar. Escucho música y canto cuando estoy alegre, y también cuando estoy triste. La música es una parte muy importante en mi vida».

Enrique Torres, educador del Programa Buzzetti en Málaga, fue el impulsor de esta iniciativa de inclusión a través de la música. «Desde hace tiempo decidí unir mis dos pasiones como son la educación social y la música, formándome en ambos campos y utilizando la música como herramienta de inclusión, donde la persona pueda desarrollar tanto herramientas internas de regulación emocional como habilidades sociales en relación con los demás».

La creación de Abuna Hadia se fue cocinando poco a poco. «Durante el confinamiento –nos relata Enrique- fuimos introduciendo a los jóvenes del Piso de Autonomía “Francisco Míguez” en la práctica de instrumentos musicales con clases de guitarra, de piano, de percusión… Acabado el confinamiento, llevamos esta práctica a los jóvenes de acompañamiento, creando así el grupo de música Abuna Hadia».

Desde el Programa Buzzetti en Málaga se lanzó esta iniciativa musical utilizándola como elemento de expresión y acercamiento multicultural. Desde la entidad salesiana entendieron que es una oportunidad donde los jóvenes a los que acompañan pueden desarrollarse y relacionarse con otras personas rompiendo las barreras e impedimentos del idioma, lugar de procedencia y diferencias socioculturales que puedan darse, a través de la expresión musical.

Zina, es la primera canción y videoclip de Abuna Hadia en el que, a pesar de las diferentes historias de vida de cada uno, todos hablan el mismo idioma: la música. Ahora, cada uno de nosotros puede devolver el regalo a estos jóvenes visualizándolo en Youtube.

“Sigamos construyendo horizontes donde otros levantan murallas”, concluye Enrique mientras mira, una vez más, las esperanzada imágenes del videoclip.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…